Researching…

Entradas etiquetadas como “Ismael Serrano

Tantas cosas…

Si te vas, los árboles del parque

seguirán creciendo, pasará este otoño.

Se unirán dos nuevas soledades,

se dirán mentiras, seguiremos locos…

En el Metro sonreirás dormida camino de clase

y yo como siempre quizá llegue tarde.

Seguiré cerrando bares y recuerdos,

no aprenderé nunca a retirarme a tiempo.

Dormiré en la calle, besaré otros fuegos…

La ciudad en tu ausencia seguirá creciendo

devorando vidas, haciéndolas humo.

Otros cumplirán los planes que trazamos,

que no terminamos, haciéndolos suyos.

Seguirás llorando en algunos cines,

olvidando todo aquello que aprendiste.

Nacerán mil niños y nuevas canciones

y quizás alguno, quizás, lleve tu nombre.

Nuevos simulacros, nuevas confesiones…

Si te vas, los árboles del parque

seguirán muriendo y también mi fe.

Seguiré olvidándome las llaves

al salir de casa, y quizá en tu piel

haya a quien esconda allí su cansancio,

todos sus temores o quizá sus labios.

Tantas, tantas cosas seguirán pasando

que quizá las cosas no nos cambien tanto.

Tantas, tantas cosas…

Pero si te vas estos días serán

esa sucia y vacía franja de playa

que queda cuando tú te has ido,

cuando el mar se aleja y la marea baja.

Yo estaré cansado y quizá más viejo,

maldiciendo estos días muertos.

Tantas, tantas cosas seguirán pasando

que quizá las cosas no nos cambien tanto.

Tantas, tantas cosas…

Ismael Serrano, del disco Los paraísos desiertos

Anuncios

No estarás sola

No estarás sola,

vendrán a buscarte batallones de soldados

que a tu guerrilla de paz se han enrolado.

Y yo en primera fila de combate

abriendo trincheras

para protegernos, mi guerrillera.

No estarás sola,

te saludarán a tu paso en mil idiomas, con mil lenguajes,

la gente a la que despertaste en cada viaje,

los que dormían en las calles,

a los que preguntaste

por su esperanza, por su desastre.

No habrá distancias

que no cubra cualquier hombre que te busque.

No habrá rincón en que tu nombre no se pronuncie.

No habrá misterio o duda en que tu presencia no luzca,

faro solidario en ausencia de paz,

en tiempos difíciles Estrella Polar.

Sola nunca, nunca estarás.

No estarás sola,

siempre habrá quien se parta en dos en cada despedida,

quien te dé aliento cuando te des por vencida.

Tu revolución llenará sonrisas,

yo la incorporé a mis aperos

de trabajo, a mi vida.

Clava hoy tus raíces en mí.

Quién pudiera retenerte en Madrid.

Visitaremos lugares a los que hemos

ido antes juntos,

antes de conocerte,

antes de encontrarte.

No estarás sola,

siempre habrá quien te ayude a hacer las mudanzas,

quien te regale manos, flores, presencias sin pedir nada.

Y allí estaré para amarte,

y aunque no esté,

allí estaré para amarte.

No estarás sola.