Researching…

Poesía, Letras – Poetry, Arts

No te enamores de una MUJER

Una MUJER

 

No te enamores de una mujer que lee, de una mujer que siente demasiado, de una mujer que escribe…
No te enamores de una mujer culta, maga, delirante, loca.
No te enamores de una mujer que piensa, que sabe lo que sabe y además sabe volar; una mujer segura de sí misma.
No te enamores de una mujer que se ríe o llora haciendo el amor, que sabe convertir en espíritu su carne; y mucho menos de una que ame la poesía (ésas son las más peligrosas), o que se quede media hora contemplando una pintura y no sepa vivir sin la música.
No te enamores de una mujer a la que le interese la política y que sea rebelde y vertigue un inmenso horror por las injusticias. Una a la que le gusten los juegos de fútbol y de pelota y no le guste para nada ver televisión. Ni de una mujer que es bella sin importar las características de su cara y de su cuerpo.
No te enamores de una mujer intensa, lúdica y lúcida e irreverente.
No quieras enamorarte de una mujer así.
Porque cuando te enamoras de una mujer como ésa, se quede ella contigo o no, te ame ella o no, de ella, de una mujer así, JAMÁS se regresa.

 

Martha Rivera-Garrido

Vittorio Matteo Corcos
Dettaglio del ritratto “Paolina Clelia Silvia Biondi, 1909”, Collezione privata


Cuando un amigo se va…

 

Cuando un amigo se va
queda un espacio vacío,
que no lo puede llenar
la llegada de otro amigo.

Cuando un amigo se va,
queda un tizón encendido
que no se puede apagar
ni con las aguas de un río.

Cuando un amigo se va,
una estrella se ha perdido,
la que ilumina el lugar
donde hay un niño dormido.

Cuando un amigo se va
se detienen los caminos
y se empieza a rebelar,
el duende manso del vino.

Cuando un amigo se va
galopando su destino,
empieza el alma a vibrar
porque se llena de frío.

Cuando un amigo se va,
queda un terreno baldío
que quiere el tiempo llenar
con las piedras del hastío.

Cuando un amigo se va,
se queda un árbol caído
que ya no vuelve a brotar
porque el viento lo ha vencido.

Cuando un amigo se va,
queda un espacio vacío,
que no lo puede llenar
la llegada de otro amigo.

Letra: Alberto Cortez
Música: Alberto Cortez


Nostalgia

Nostalgia

NOSTALGIA

Is the arriving waveform of a dynamic past, newly remembered and about to be re-imagined by a mind and a body at last ready to come to terms with what actually occurred. Nostalgia subverts the present by its overwhelming physical connection to a person or a place, to a time in which we lived or to a person with whom we lived, making us wonder, in the meeting of past and present, if the intervening years ever occurred. Nostalgia can feel like an indulgence, a sickness, an inundation by forces beyond us, but strangely, forces that have also lived with us and within us, all along.

Nostalgia is not indulgence. Nostalgia tells us we are in the presence of imminent revelation, about to break through the present structures held together by the way we have remembered: something we thought we understood but that we are now about to fully understand, something already lived but not fully lived, issuing not from our future but from something already experienced, something that was important, but something to which we did not grant importance enough, something now wanting to be lived again, at the depth to which it first invited us but which we originally refused. Nostalgia is not an immersion in the past, nostalgia is the first annunciation that the past as we knew it is coming to an end.

©2014 David Whyte

Excerpted from ‘NOSTALGIA’ From the upcoming book of essays CONSOLATIONS: The Solace, Nourishment and Underlying Meaning of Everyday Words.


Yo no quiero llamarme como me llamo

Yo no quiero llamarme como me llamo...

Yo no quiero llamarme
como me llamo…
Yo quiero que me llamen
fábrica, campo,
pueblo del sur, amigo,
sudor, trabajo,
camino de herradura,
jornal y Sancho.

Marisma, salinero,
candil de barco,
molino de La Mancha,
viento serrano,
pan áspero y moreno,
duelo y quebranto,
que no quiero llamarme
como me llamo.

Yo quiero que me llamen
buen hortelano,
palomar y colmena,
pozo y establo,
pescador de bajura,
cosecha y hato,
palmera de Levante,
mina y arado.
Como quieran,
llámenme como quieran,
propios y extraños,
pero no por mi nombre,
pero sí por mi canto,
por las cosas que siento,
por las cosas que amo,
que no quiero llamarme
como me llamo.

Yo quiero que me llamen,
perro sin amo,
tierra no redimida,
vino riojano,
herrero, campesino
de cal y canto
que no quiero llamarme
como me llamo.
Yo no quiero llamarme
como me llamo…
Yo no quiero llamarme
como me llamo…

 


La invitación

Saber qué añoras

No me interesa saber a qué te dedicas,
quiero saber qué es lo que añoras, y si te atreves a soñar
o alcanzar lo que tu corazón más ansía.

No me interesa saber qué edad tienes,
quiero saber si te arriesgarás a parecer un loco por amor,
por tus sueños, por la aventura de estar vivo.

No me interesa saber qué planetas están cuadrando tu luna,
quiero saber si has tocado el centro de tu propia pena,
si has estado abierto a las traiciones de la vida
o te has vuelto marchito y cerrado por miedo a más dolor.

Quiero saber si te puedes sentar con dolor, tuyo o mío,
sin moverte para esconderlo, diluirlo o arreglarlo.
Quiero saber si puedes estar con alegría, tuya o mía,
y si puedes danzar libremente y dejar que el éxtasis te llene
hasta las punta de los dedos de tus manos y tus pies.

No me interesa si la historia que me estás contando es verdad,
quiero saber si puedes desilusionar a otros por ser sincero contigo mismo,
si puedes resistir la acusación de traición y no traicionar a tu propia alma.

Quiero saber si puedes ser fiel y por lo tanto confiable.
Quiero saber si puedes ver la belleza hasta en los días feos,
y si puedes nutrir tu vida desde la presencia de Dios.
Quiero saber si puedes vivir con fallos, tuyos y míos,
y todavía pararte en la orilla del lago y gritar a la luna llena plateada… ¡Sí!

No me interesa saber dónde vives, ni cuánto dinero tienes.
Quiero saber si te puedes levantar después de una noche de pena y desesperación, y salir adelante.

No me interesa saber quién eres, ni por qué estás aquí.
Quiero saber si te puedes parar en el centro del fuego conmigo sin encogerte.

No me interesa dónde, qué, o con quién has estudiado.
Quiero saber si te sostienes desde adentro cuando todo se cae a tu alrededor.

Quiero saber si puedes estar solo contigo mismo,
y si verdaderamente disfrutas la compañía que mantienes
en tus momentos de soledad…

 

KHALIL GIBRAN

 

 


Estaba allí

Imagen

… y estaba allí
yo no sabía
surgió de pronto
como una ráfaga
sin dueño
porque era ajena
y era mía
lo irrefutable
es que es de ambos
no sé si para siempre
o para nunca
lo curioso es que cuando
 me miro en sus ojos
es como si me enfrentara
con mi alma

 

Benedetti


To be human

“…To be human
is to become visible
while carrying
what is hidden
as a gift to others.

To remember
the other world
in this world
is to live in your
true inheritance.

You are not
a troubled guest
on this earth,
you are not
an accident
amidst other accidents
you were invited
from another and greater
night
than the one
from which
you have just emerged…”

 

David Whyte

From “What to remember when waking”