Researching…

La Diosa – The Goddess

The process

We are Spiritual Beings

We are going through a deep alchemical process at this time that is calling forth the Fallen Archetype that was programmed into the human psyche. This fallen archetype was a set of directions that took us as far away from cosmic consciousness as possible without our even having a clue that this had taken place. Our memory of the original divine blueprint was all but destroyed.

As a result of this fall away from cosmic unity consciousness, we began to use our creative powers of mind and heart and sexuality to support an inorganic system that promotes a very materialistic and egoic paradigm that is obsessed and overly identified with the body, control and possession of other bodies and minds, and a strong need of approval from the very system that has robbed us of our real power.

Every human body and soul is an organic supercomputer that has the ability to connect into the cosmic memory, the akashic realm of Universal Subconsciousness, to draw from the collective Wisdom of the divine female principle. This requires that we are able to focus our thoughts and feelings through our male force and use the brain as a remote control to direct the forces of Nature through our Feminine Heart.

Those beings who are here to perform the great alchemical work with our planetary goddess, Gaia Sophia, are in the process of removing the fallen archetype imprints that were installed by those opportunist forces that feed off human fear and confusion, misused sexual energy and the dark death rituals of war and killing of innocent victims.

We are preparing to program our individual organic supercomputers with the original set of instructions from our higher self which is directly connected to Source and the Higher Cosmic Laws that govern all of Creation. The alchemical process requires that we call forth all that we explored in our fallen state, SEE it, forgive it and reclaim those parts of our soul to hold the space of our dark foundation, where they can serve in the proper intended way, our ascension into fully awakened consciousness.

This can be a painful and drawn out process, especially when our souls are aware of themselves as a spiritual beings. We have to eat our own dark so to speak as we face it. This is not a process to be feared or rejected, but a process to be faced with courage and vigilance, patience and love, while holding all of our wisdom in our hearts and forgiving the past, knowing that it was the force to awaken us to our full Glory of Being. There is a huge celebration on the way!

 

Shannon Port
http://www.artofthefeminine.com

Art by Julia Popova

Anuncios

MUJERES

Mujeres

Cuando una Mujer elije irse, se va.
Una Mujer que Ama, lo hace.
Cuando una Mujer decide hablar, Dice.
Cuando una Mujer considera seguir y probar,
sigue, prueba, insiste.
No sé de Mujeres que permanecen mucho tiempo dudando
Quiénes son, Qué quieren, Cuánto pueden, Dónde deben…
El Poder de La Muer es ELEGIR.
Una Mujer de Poder Sabe Sentir , Dice y Hace.
Mas allá de sus Padres, de sus Hombres, de sus Hijos…
Mas allá de la Cultura o el Gobierno de turno,
más allá de la Religión, de lo que aconseja la Ciencia
y de lo que le permite la Economía.

Para la Humanidad hay Héroes;
Las Mujeres Sabemos que hay Mujeres que Dan a Luz,
Alimentan, Crian y Educan Hombres de Bien.
Las Mujeres no tenemos Heroínas, tenemos Inspiradoras:
Mujeres que nos nutren con sus Frutos desinteresados;
que como árboles frondosos, de madera noble, ofrecen a La vida.
La Humanidad desprecia el trabajo silencioso;
silencia las Voces que arrullan, prefiere Discursos grandilocuentes.
La Humanidad invierte muy poco en tiempo,
en abrazos, en besos, en Niñas…
La Humanidad promueve modas, señala carencias;
la “envidia del pene”: La Falta…
indica normas y promulga leyes que pocas veces cumple
cuando Una Mujer las reclama para sí…
A La Humanidad la distraen las guerras, el fútbol;
la ciencia espacial, los moralistas religiosos,
los últimos modelos y los desfiles…
La Humanidad se rige por Mitos;
mitos mitómanos que les quedan chicos.

Cuando Una Mujer Sabe, comprende…
La Humanidad está aún en pañales
y es Ella Quien Cumple Su Propio Deseo.

LA MAGA


Las cinco libertades

LIBRE

Las cinco libertades:

La libertad de ver y oír lo que hay,
en lugar de esperar lo que debería ser, lo que era, o lo que será.

La libertad de decir lo que siento y pienso,
en lugar de decir lo que pienso que debería decir.

La libertad de sentir lo que siento,
en lugar de sentir lo que creo que debería sentir.

La libertad de pedir lo que quiero,
en lugar de esperar el consentimiento ajeno.

La libertad de correr mis propios riesgos
en lugar de conformarme con la seguridad.

Virginia Satir


Manos de mujeres

Mano fuerte va barriendo, pone leña en el fogón
Mano firme cuando escribe una carta de amor

Manos que tejen haciendo nudos
Manos que rezan, manos que dan
Manos que piden algún futuro
Pa’ no morir en soledad ¡Ay! ¡Ay!…

Mano vieja que trabaja
Va enlazando algún telar
Mano esclava va aprendiendo
A bailar su libertad

Manos que amasan curtiendo el hambre
Con lo que la tierra les da
Manos que abrazan a la esperanza
De algún hijo que se va ¡Ay! ¡Ay!…

Manos de mujeres
Que han parido la verdad
Manos de colores aplaudiendo algún cantar ¡Ay! ¡Ay!

Manos que tiemblan, manos que sudan
Manos de tierra, maíz y sal
Manos que tocan dejando el alma
Manos de sangre, de viento y mar ¡Ay! ¡Ay!…


Oración de la Mujer

Mujer y Diosa

Mujer y Diosa

 

Yo creo que dentro de mi yace una extraordinaria Mujer, y me comprometo a permitir que mi Luz se expanda por el mundo.

Yo creo que la fuente de mi poder y sabiduría está en el centro de mi ser, y me comprometo a actuar desde este lugar de fortaleza.

Yo creo que poseo pasión y potencial creativo en abundancia, y me comprometo a la expresión de estos dones.

Yo creo que ha llegado el momento de dejar ir viejas ideas y actitudes insanas, y me comprometo a re-examinar lo que se me ha dicho sobre la belleza y a descartar aquello que insulta a mi Alma.

Yo creo que los pensamientos y palabras negativos comprometen mi bienestar, y me comprometo a pensar y hablar en positivo sobre mí misma y sobre los demás. Yo creo que las Mujeres jóvenes necesitan modelos positivos, y me comprometo a ser un ejemplo de autenticidad y auto-amor.

Yo creo en la relación de mi bienestar y el bienestar del Planeta, y me comprometo a una Vida de conciencia plena que percibe a todo ser viviente como sagrado y digno de mi Amor.

Yo creo que es mi responsabilidad espiritual cuidar mi cuerpo con respeto, cariño y compasión, y me comprometo a equilibrar mi Vida de manera que mi cuerpo físico sea expresado y nutrido por completo. Yo creo que disfrutar es una parte esencial del bienestar, y me comprometo a quitar cualquier obstáculo del disfrute y a crear una Vida llena de belleza y goce.

Yo creo que la Mujer que se Ama a sí misma es una fuerza atractiva, poderosa y apasionada, y me comprometo, de hoy en adelante, a Amarme a mí misma de manera profunda y apasionada.

 

Jan Phillips.


Carta de una mujer indígena

Soy una mujer indígena, hija de la tierra y el sol,
pertenezco a una raza con una cultura milenaria que hoy conservo como un tesoro…
Convivo con lo que me rodea, con la lluvia, el viento, la montaña, el cielo…
Soy feliz en estas soledades…
Tengo tiempo para contar las estrellas,
tiempo para poner mis sueños al día,
para danzar con los pájaros sintiendo el aire fresco del amanecer
y hablar en silencio con los animales, con las plantas, con los espíritus…

Sé sembrar con la Luna los frutos del alimento,
teñir la lana para hacer el tejido,
hacer medicina como me enseñó mi abuela,
cantar al nuevo día.

Sé amasar sencillamente con fidelidad y con ternura…

Soy mujer indígena, mujer como la Madre tierra,
fértil, callada, protectora y fuerte.

Yo no sé de economía, ni de bancos, ni de política ni subvenciones.
Pero si sé cuando mi mundo está en peligro
y sé cuándo las cosas son buenas o no.

No entiendo de muchas cosas,
a la gente del gobierno que vienen con muchas promesas,
palabras de aire cuando hay elecciones y después nada,
a los que vienen a querer cambiar mi mundo, mis vestidos, mi espiritualidad…
Los que roban, los que experimentan con mis hijos
o les sacan sus órganos para los winkas ricos,
los que mienten, los que me sacan las tierras, los que me explotan,
los que intercambian mi arte y mis tejidos por comida o alcohol
y me pagan una miseria por el trabajo de meses
para venderlos en las ciudades lejanas de Europa.

No entiendo a los que se hacen mis amigos para sacarme conocimientos,
los que vienen con grandes máquinas para talar el bosque,
los que agujerean la tierra para sacarle su sangre,
los que esconden en la comunidad basura en bidones para contaminarnos,
los que nos ponen vacunas, los que experimentan con mi sangre,
los que tienen buena fe y creen que vienen a ayudarme a integrarme poniéndome cables de luz
y trayendo la “caja boba” para confundirme,
los que me ponen zapatos,
los que quieren cambiar mis costumbres ancestrales,
los que me miran como un bicho raro y me sacan fotos,
los que quieren que baile por dinero,
los que vienen con muchas palabras bonitas a hacer iglesias
en nuestros lugares sagrados,
los que intentan esclavizarme con dependencias ajenas a mi cultura,
los que entran armados en nuestras tierras para echarnos,
a los extranjeros que vienen de vacaciones
de guerrilla a enfrentarme con los militares y luego
se van protegidos a sus lejanas tierras…
a veces las cosas se ponen peor para nuestra gente, nos apresan, nos matan…

Tampoco entiendo a los que me desprecian,
los que me ignoran,
los que no les importo nada y me roban todo, hasta mi dignidad…

Soy mujer indígena y sé lo que quiero…
cambiar cosas, esas cosas que duelen dentro
y se van agrandando como la impotencia, el desamparo,
la destrucción, las palabras incumplidas, el desamor
y ese sentimiento de estar siendo violada constantemente.

Quiero gritar
¡Déjenme en paz!… Quiero seguir viviendo así
simplemente, con la tierra y mi gente,
la que ríe, la que crea,
la que vibra la vida así como es, sin alterar las cosas,
la que comparte, la que acaricia,
la que no tiene prisa y ama sin esperar nada,
la que no se aburre…

Quiero que me respeten,
soy mujer de la tierra, fuerte como el árbol
que resiste al viento como el junco en la corriente,
firme como la montaña más alta, frágil como el colibrí
y dulce como los atardeceres.

Soy mujer indígena, hija de la tierra y el sol
y aunque no entienda muchas cosas,
se lo que quiero, tengo esperanza y sé que las cosas
van a cambiar.

 

“Gladys Vila Pihue ha dado vida a la Carta de una Mujer Indígena, de la autora Chelita – Sudamérica y que se encuentra en la revista “Yo Indio” Nº 4, y que tenemos el gusto de compartir para deleite de nuestras y nuestros radioescuchas.”

Imágen: Olmo Canales Tello
Título: La mujer indígena, un orgullo que se lleva en la mirada
Lengua: Náhuatl
Lugar: Localidad de Ahuexotitlán, municipio de Atlixtac
Proyecto: EDESPIG
Dependencia: PUMC-UNAM

http://cronicasinmal.blogspot.com.br/2013/06/carta-de-una-mujer-indigena.html?spref=fb


Shaman

Shaman

Historically, shamans have always been part of the society where they lived, taking care of its problems, whenever they were allowed to operate. For centuries shamanic cultures have been persecuted in the western world until they were almost entirely exterminated. They have managed to survive in secrecy or through complex esoteric camouflage. Nowadays there seems to be more freedom and this ancient knowledge can re-emerge and be used in our own cultural context and not relegated somewhere else. The world needs shamans able to function on the roads, among the electronic equipment and engines, in the squares and markets of our contemporary society.

Franco Santoro, “Astroshamanism Book 1”: A Journey Into the Inner Universe