Researching…

Archivo para marzo, 2011

Bolivia: la guerra del agua

Corto animado adaptado de un mito ayoreo. Producido en The Animation Workshop en Viborg, Dinamarca, por The Animation Workshop, Nicobis, Escorzo, y la Comunidad de Animadores Bolivianos, con  el apoyo del Gobierno de Dinamarca. El principal tema musical es  “Chillchi Parita”, compuesto y cantado por Luzmila Carpio, embajadora de Bolivia en Francia.

Cuenta la triste y vergonzosa situación de muchos pueblos indígenas en manos de los especuladores capitalistas, que negocian con los recursos naturales más básicos del propio país y juegan con la vida de tantos seres humanos.

Anuncios

Tú eres el resultado de ti mismo

No culpes a nadie.

Nunca te quejes de nada ni de nadie,

porque fundamentalmente tú has hecho tu vida.

Acepta la responsabilidad de edificarte a ti mismo

y el valor de acusarte en el fracaso

para volver a empezar, corrigiéndote.

El triunfo del verdadero hombre

surge de las cenizas del error.

Nunca te quejes del ambiente o de los que te rodean,

hay quienes en tu mismo ambiente supieron vencer.

Las circunstancias son buenas o malas

según la voluntad o fortaleza de tu corazón.

Aprende a convertir toda situación difícil

en un arma para triunfar.

No te quejes de tu pobreza, de tu soledad o de tu suerte,

enfréntalas con valor y acepta que de una u otra manera

son el resultado de tus actos y la prueba que has de ganar.

No te quejes por la falta de dinero,

porque abunda en muchísimas partes.

No te amargues con tus propios fracasos

ni se lo cargues a otros.

Acéptate ahora

o seguirás justificándote como un niño.

Recuerda que cualquier momento

es bueno para comenzar

y que ninguno es tan terrible para claudicar.

No olvides que la causa de tu presente es tu pasado,

como la causa de tu futuro es tu presente.

Aprende de los fuertes, de los audaces,

imita a los enérgicos, a los vencedores,

a quienes no aceptan situaciones,

a quienes vencieron a pesar de todo.

Piensa menos en tus problemas y más en tu trabajo,

tus problemas morirán si no los alimentas.

Aprende a nacer del dolor y a ser más grande,

que es el más grande de los obstáculos.

Mírate en el espejo de ti mismo.

Comienza a ser sincero contigo mismo

reconociéndote por tu valor, por tu voluntad

y por tu debilidad para justificarte.

Recuerda que dentro de ti hay una fuerza

que todo puede hacerlo.

Reconócete a ti mismo, más libre y fuerte,

y dejarás de ser un títere de las circunstancias;

porque tú mismo eres el destino y nadie

puede sustituirte en la construcción de tu destino.

Levántate y mira por las montañas

y respira la luz del amanecer:

Tú eres parte de la fuerza de la vida.

Ahora despierta, camina, lucha.

Decídete y triunfarás.

Atribuido a Pablo Neruda


Cada día uno aprende…

  

Después de un tiempo, uno aprende la sutil diferencia 

entre sostener una mano y encadenar un alma, 

y uno aprende que el amor no significa acostarse 

y una compañía no significa seguridad, y uno empieza a aprender… 

 

Que los besos no son contratos y los regalos no son promesas, 

y uno empieza a aceptar sus derrotas 

con la cabeza alta y los ojos abiertos, 

y uno aprende a construir todos sus caminos en el hoy, 

porque el terreno de mañana es demasiado inseguro para planes… 

Y los futuros tienen una forma de caerse en la mitad.

 

Y después de un tiempo uno aprende que si es demasiado, 

hasta el calor del sol quema. 

Así que uno planta su propio jardín y decora su propia alma, 

en lugar de esperar a que alguien le traiga flores.

 

Y uno aprende que realmente puede aguantar, 

que uno realmente es fuerte, que uno realmente vale, 

y uno aprende y aprende… Y con cada día uno aprende.

 

Con el tiempo aprendes que estar por estar con alguien 

porque te ofrece un buen futuro, 

significa que tarde o temprano querrás volver a tu pasado.

 

Con el tiempo comprendes que sólo quien es capaz de amarte 

con tus defectos, sin pretender cambiarte, 

puede brindarte toda la felicidad que deseas. 

Con el tiempo te das cuenta de que si estás al lado de esa persona 

sólo por acompañar tu soledad, irremediablemente acabarás 

deseando no volver a verla.

 

Con el tiempo entiendes que los verdaderos amigos son contados, 

y que el que no lucha por ellos tarde o temprano se verá 

rodeado sólo de amistades falsas. 

Con el tiempo aprendes que las palabras 

dichas en un momento de ira pueden seguir 

lastimando a quien heriste durante toda la vida.

 

Con el tiempo aprendes que disculpar cualquiera lo hace, 

pero perdonar es sólo de almas grandes. 

Con el tiempo comprendes que si has herido a un amigo duramente,

muy probablemente la amistad jamás volverá a ser igual.

 

Con el tiempo te das cuenta de que aunque seas feliz con tus amigos,

algún día llorarás por aquellos que dejaste ir.

Con el tiempo te das cuenta de que cada experiencia

vivida con cada persona es irrepetible.

 

Con el tiempo te das cuenta de que el que humilla o desprecia

a un ser humano, tarde o temprano sufrirá las mismas humillaciones

o desprecios multiplicados al cuadrado.

 

Con el tiempo comprendes que apresurar las cosas

o forzarlas a que pasen

ocasionará que al final no sean como esperabas.

 

Con el tiempo te das cuenta de que en realidad

lo mejor no era el futuro,

sino el momento que estabas viviendo justo en ese instante.

 

Y uno aprende y aprende,

y con cada día uno aprende…

 

  Atribuida a Jorge Luis Borges

 


Camina plácidamente…

 

DESIDERATA  

Camina plácidamente en medio del ruido y de la prisa.
Y recuerda cuánta paz puede haber en el silencio.
Tanto como sea posible y sin claudicar, llévate bien con todos.
Di tu verdad tranquila y claramente y escucha a los demás,
incluso al simple y al ignorante:
ellos también tienen su historia.

Evita a los exaltados y agresivos, pues ofenden al espíritu.
Si te comparas con otros, puedes envanecerte  o amargarte,
ya que siempre habrá alguien quien sea más y quien menos que tú.
Disfruta con tus logros y también con tus proyectos.

Mantente interesado en tu trabajo, por humilde que sea:
es un bien real entre las cambiantes fortunas del tiempo.
Sé cauto en tus asuntos,
porque el mundo está lleno de trampas,
pero no debes cegarte para ver la bondad que también hay;
mucha gente lucha por altos ideales
y donde quiera, la vida está llena de heroísmo.

Sé tú mismo.
Y, especialmente, no finjas afecto,
no seas cínico en el amor;
 frente a toda aridez y desencanto,
el amor es perenne como la hierba.

Acepta con gracia el paso de los años
y cede con elegancia los atributos de la juventud.
Fortalece tu espíritu para protegerte de las desgracias inesperadas,
pero no te crees falsos fantasmas;
muchos miedos nacen del cansancio y de la soledad.

Sin olvidar una justa disciplina,
sé amable contigo mismo.
Tú eres un hijo del Universo,
no menos que los árboles y las estrellas:
¡tienes derecho a estar aquí!
Y no importa si lo crees o no,
el Universo se está desarrollando como debe.

Por ello procura estar en paz con Dios,
sea cual sea la manera en que lo concibas.
Y cualesquiera que sean tus aspiraciones
en la ruidosa confusión de la vida, ten paz contigo mismo.

Con toda su hipocresía, esclavitudes y sueños rotos,
éste sigue siendo un mundo hermoso.
Procura estar alegre, pero ten cuidado.
Lucha por ser feliz.

Max Ehrmann (1872-1945), de su libro póstumo de poemas.

Erróneamente considerado un anónimo del s. XVII

 


Defensa de la alegría, Mario Benedetti

DEFENSA DE LA ALEGRÍA

Defender la alegría como una trinchera
defenderla del escándalo y la rutina
de la miseria y los miserables
de las ausencias transitorias
y las definitivas

defender la alegría como un principio
defenderla del pasmo y las pesadillas
de los neutrales y de los neutrones
de las dulces infamias
y los graves diagnósticos

defender la alegría como una bandera
defenderla del rayo y la melancolía
de los ingenuos y de los canallas
de la retórica y los paros cardiacos
de las endemias y las academias

defender la alegría como un destino
defenderla del fuego y de los bomberos
de los suicidas y los homicidas
de las vacaciones y del agobio
de la obligación de estar alegres

defender la alegría como una certeza
defenderla del óxido y la roña
de la famosa pátina del tiempo
del relente y del oportunismo
de los proxenetas de la risa

defender la alegría como un derecho
defenderla de dios y del invierno
de las mayúsculas y de la muerte
de los apellidos y las lástimas
del azar
y también de la alegría


Suma de talentos

Se necesita de ti

Si la nota dijera:
“No es una nota que hace una música”.
…no habría sinfonía.


Si la palabra dijera:
“No es una palabra que puede hacer una página”.
…no habría libro.


Si la piedra dijera:
“No es una piedra que pueda montar una pared”.
…no habría casa.

Si la gota dijera:
“No es una gota que puede hacer un río”.
…no habría oceáno.

Si el grano dijera:
“No es un grano de trigo que puede sembrar un campo”.
…no habría cosecha.


Si el hombre dijera:
“No es un gesto de amor que puede salvar la humanidad”,
jamás habría justicia y paz, dignidad y felicidad en
la tierra de los hombres.


Como la sinfonía necesita cada nota.
Como el libro necesita cada palabra.
Como la casa necesita cada piedra.
Como el oceáno necesita cada gota del agua.
Como la cosecha necesita cada grano de trigo.
La humanidad entera Te necesita, pues donde
estés, eres único y, por tanto, insubstituible.


Michel Quoist



Fotos maravillosas

Your Climbing Photos — National Geographic.

Seguimos teniendo, a pesar de todo, un planeta hermoso. ¡Gracias, Madre Tierra!